• Síguenos en Facebook
  • informacion@ayuntamientodepesquera.es

Ruta 6 – Hayedo de la dehesa

PUNTO DE PARTIDA Y LLEGADA: Pesquera (621 m.)

DURACIÓN : 3 horas

DIFICULTAD : Fácil.

ÉPOCA RECOMENDABLE : El otoño es época muy apropiada para visitar este lugar privilegiado con que cuenta Pesquera. La amplia gama de ocres, rojizos y otras tonalidades cromáticas provocadas por el contraste entre las distintas especies, lo convierten en un paraje espectacular. Aunque es en primavera cuando el Hayedo está en todo su esplendor

COMUNICACIONES : Apeadero de Renfe en Pesquera. Línea de autobuses con parada en Ventorrillo.

CARTOGRAFÍA : MTN, hojas 83-I Molledo y 83-III Reinosa, escala 1: 25.000.

OBSERVACIONES : La visita al Hayedo es corta y cómoda, no hace falta calzado ni equipamiento especial, ideal para llevar niños.

DESCRIPCIÓN : Este itinerario nos proporciona la oportunidad de conocer otro espacio más de nuestro entorno: el Hayedo de la Dehesaque pese a su reducida extensión mantiene las características típicas de estos bosques húmedos de hoja caduca. Este Hayedo que constituye una buena muestra de bosque autóctono, permite contemplar sin apenas esfuerzo todos los elementos ligados a este medio forestal.

RECORRIDO : Iniciamos la ruta en la carretera de acceso a San Miguel de Aguayo. Si durante la ascensión volvemos un instante la vista atrás podemos contemplar en las laderas que hay al sur del pueblo un bonito bosque mixto de frondosas: El Acebal. Enseguida encontramos un camino a la derecha de la carretera que nos conduce al interior del Hayedo de la Dehesa.

Inmediatamente comprobamos cómo este pequeño bosque autóctono está surcado de innumerables senderos que nos permiten disfrutar de un placentero y refrescante paseo sobre el hermoso tapiz que constituye la hojarasca.

Venerables hayas, varias veces centenarias, acompañadas de acebos, y majuelos, cuyos frutos sirven de alimento a los numerosos pájaros que encuentran cobijo en sus ramas. Si permanecemos en silencio y prestamos atención podremos escuchar el típico tamborileo del pájaro carpinteroal golpear de forma repetida con su poderoso pico los troncos huecos. Se comporta éste como un ave muy discreta, refugiándose en su agujero durante horas cuando las condiciones climáticas son desfavorables. No es difícil ver estos agujeros taladrados en los troncos de algunos árboles.

A medida que penetramos y ganamos altura, el bosque se hace más denso yencontramos ejemplares de gran porte.

Por el interior del hayedo discurre el Arroyo de la Fuente Buldejeque drena las aguas de esta ladera hacia el Besaya. Aunque su recorrido es corto, en épocas de lluvia intensa y desnieve presenta un importante caudal.

urante el paseo es fácil que nos encontremos muchos troncos de hayas, algunos de gran envergadura, que fueron talados hace tiempo para la obtención de carbón vegetal. Y resultado también de esta actividad podemos contemplar en el interior del bosque zonas desarboladas de hayas y restos de algunas “hoyas” donde se llevaba a cabo el carboneo para la obtención de este combustible que alimentaría posteriormente el horno de las ferrerías de la zona

Esta web utiliza cookies . Si continuas navegando estás aceptándola