• Síguenos en Facebook
  • informacion@ayuntamientodepesquera.es

Ruta 1 – itinerario urbano

DESCRIPCIÓN : Siguiendo este itinerario le invitamos a visitar los lugares más singulares del caso urbano de Pesquera. Con ello pretendemos fijar la atención en los elementos arquitectónicos, etnográficos, históricos y religiosos más relevantes con que cuenta el municipio.

RECORRIDO : Iniciamos la ruta en el CENTRO DE DINAMIZACIÓN DE LA VIDA RURAL DON SANTIAGO LOPEZ GONZÁLEZ, situado a la entrada del barrio de Ventorrillo en la plaza que lleva su mismo nombre. El edificio está ubicado en lo que fue una antigua parada militar de caballos sementales. Construido de piedra y madera, perfectamente integrado en el entorno natural, acoge en su interior diferentes espacios. En los locales a pie de calle se ubica un OBRADOR DE PRODUCTOS AGROALIMENTARIOS desde donde se pretende recuperar la gastronomía tradicional. Una escalera exterior de madera conduce a la BIBLIOTECA POPULAR, EL PUNTO DE INFORMACIÓN JUVENIL y LA OFICINA DE INFORMACIÓN TURÍSTICA. Utilizado como centro de reuniones, sala de proyección de videos, museo dinámico y móvil de la historia del municipio y su comarca…constituye uno de los lugares de mayor actividad con los que cuenta Pesquera.

Centro de dinamización rural D. Santiago López González

Centro de dinamización rural D. Santiago López González

Seguimos caminando por el PASEO FLUVIAL a lo largo de la antigua carretera N-611. Contemplamos el discurrir del río Besaya y la vegetación de su ribera, constituida por fresnos, saúcos, alisos, chopos, sauces, avellanos…

En el entorno inmediato al casco urbano la entidad natural más destacada son los prados de siega circundados por pastizales y matorral, así como ocasionales bosquetes autóctonos.

Fíjese también en la estructura urbana lineal del Ventorrillo que tiene su origen en el paso del Camino Real construido a mediados del siglo XVIII, como alternativa al anticuado trazado de la calzada romana. Observa sus casas, algunas abandonadas, que presentan una arquitectura tradicional de Cantabria. Al llegar a la parada de autobús nos encontramos la carretera de acceso a Pesquera. Antes de tomar dicha carretera, le invitamos a caminar de frente unos metros más y llegar hasta la ANTIGUA FÁBRICA DE HARINAS “LA MONTAÑESA”, situada sobre el citado río Besaya. Aprovechando la magnífica maquinaria, dada su antigüedad y conservación de parte del antaño molino, está proyectada la construcción de un “Museo de la Arqueología Industrial de la Molinería”. Contigua al molino se encuentra la casa del molinero.

Retomamos la carretera de acceso a Pesquera tras atravesar un puente de dos ojos sobre el río Besaya y dejando a mano izquierda la bolera cubierta. Pasamos sobre el río Rumardero por otro puente y bajo el ferrocarrilpor otro para alcanzar dicha población. Este ultimo puente, construido en piedra y de un solo ojo es conocido con el nombre de PUENTE ELIAS y señala la frontera entre el núcleo apretado de Pesquera y el más disperso del ya citado Ventorrillo. Llegados a este punto el camino se bifurca.

Área de interpretación de la calzada romana

Área de interpretación de la calzada romana

Seguimos de frente y nos detenemos en el ÁREA DE INTERPRETACIÓN DE LA CALZADA ROMANA. Una secuencia de siete paneles nos explican la situación, trazado, construcción, calidad del entorno y contexto histórico de la principal vía de comunicación entre la costa cantábrica y la meseta castellana durante muchos siglos.

Cruzamos el arroyo Rumadero a través de una pasarela de madera que nos permite acceder al ECOMUSEO FORESTAL O ARBORETUM: Área recreativa y didáctica donde aparecen representados los principales árboles y arbustos autóctonos de Cantabria. Fíjese bien en su porte, las características de sus hojas, de sus frutos, de su tronco…, muchas de ellas las encontraremos a lo largo de las rutas. Constituye éste un bonito rincón dentro del municipio para disfrutar comiendo o merendando eso sí, ¡sin olvidar dejarlo siempre limpio!

Seguimos caminando y nos adentramos en el casco de Pesquera, diferenciado del Ventorrillo en el espacio y en su realidad urbanística. Merece la pena detenerse y contemplar la arquitectura popular de sus casas. Aquí, al igual que en el Ventorrillo, las casas típicas del valle bajo, construidas en piedra, con largos balcones de pasamanos de madera y barandilla de hierro, “conviven” con casas más del tipo de las de Campoo, cerradas, con amplias galerías que las protegen de los rigores del clima. Anexas a la vivienda de su dueño y explotador pequeñas huertas cuya producción, principalmente hortalizas, se dedica al consumo familiar. Intercaladas en este paisaje y dada la importancia histórica de la ganadería como base de la economía del municipio, aparecen numerosas praderías de aprovechamiento forrajero.

Inmersa en el casco de la villa está la PLAZUELA DE LA BOLERA VIEJA, más conocida como “Plaza de Pesquera”. Aunque ha sido remodelada recientemente conserva la bolera tradicional de bolo- palma de 1.900.

A escasos metros de ésta, otro punto de interés dentro del municipio dada su importancia histórica, el CORRAL DEL PRENDAO, lugar donde se recogían y custodiaban las reses de otros municipios halladas pastando en prados propios hasta que apareciera su dueño a rescatarlas.

Plaza del Ayuntamiento y "rollo de justicia"

Plaza del Ayuntamiento y “rollo de justicia”

Y ya casi al final del pueblo, a un lado de la carretera de acceso a Rioseco, la PLAZA DEL AYUNTAMIENTO, donde se alza la sencilla CASA CONSISTORIAL de la antiquísima villa de Pesquera. El edificio, construido entre 1.752 y 1.761 en el barrio de “La Fragua”, aun conserva grabados en dinteles de la fachada los letreros de “Cárcel”, “Casa Consistorial” y “Teatro”. En la esquina superior izquierda de la fachada principal un RELOJ DE SOL con la inscripción “AÑO 1.759 VIVA PESQUERA”. Frente al edificio municipal se yergue el más interesante monumento arquitectónico: el ROLLO O PICOTA que, datado en el siglo XVI, se supone un símbolo de la justicia ejercida por los señores laicos en la Edad Moderna.

Si retrocedemos hasta la “Plaza de la Bolera Vieja”, una calle a la derecha nos conduce a las ANTIGUAS ESCUELAS. El edificio de la Fundación de Fernández de los Ríos, acoge hoy el ALBERGUE MUNICIPAL.

Seguimos la carretera que va por detrás del albergue y nos acercamos al punto final de nuestra “ruta urbana”: LA IGLESIA PARROQUIAL DE SAN MIGUEL. Alzada a un lado del pueblo y elevada sobre un promontorio que le hace perfectamente visible, contiene elementos desde época románica hasta el siglo XVII.

Aprovechamos al mismo tiempo este emplazamiento para contemplar una bella panorámica del núcleo rural y su entorno. Vemos como a los elementos que configuran el paisaje natural se superponen los efectos de la actividad humana como la presencia de núcleos habitados, infraestructuras lineales (carretera N-611, antigua carretera nacional y ferrocarril), explotaciones y alteraciones en la cobertera vegetal natural que han dado como resultado la coexistencia de praderías y tierras de labor, zonas de matorral y monte bajo y superficies de cultivos forestales para aprovechamiento maderero.

Esta web utiliza cookies . Si continuas navegando estás aceptándola