14.08.2017

El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha inaugurado esta tarde la XXIII edición de la Feria Internacional del Queso Artesano de Pesquera, en la que participan 24 queserías y que se desarrolla entre hoy y mañana en el marco de las celebraciones de la Fiesta de Nuestra Señora y San Roque de la localidad.

De las queserías participantes, nueve son regionales y el resto proceden de Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid, más una francesa. La Feria congrega este año un gran abanico de productos y productores agroalimentarios regionales, nacionales e internacionales, desde vinos a conservas, panes, patés, cervezas, etcétera, pero con el queso como “indiscutible” protagonista.

Oria ha recorrido el ferial acompañado por el alcalde Miguel Ángel Simón; la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, y el encargado de su organización y presidente de la Asociación Cultural de Pesquera, Luis Portillo.

La actividad en el recinto ferial continuará el martes, desde las 12:00 horas, y contará también con distintos talleres para mayores y niños, además de una romería campurriana.

El consejero, además de valorar el significado de un evento de estas características para la economía de la zona, ha hecho hincapié en la importancia del “concepto de calidad” de los productos que se presentan, como avalan “nuestras líneas de apoyo a la organización de Ferias de este tipo”, que en este ejercicio alcanza los 285.000 euros, ha dicho.

Para Oria, esta Feria es “uno de los eventos gastronómicos con mayor tradición y singularidad de nuestra región”, y expresa como ningún otro “el compromiso entre organizadores y productores por presentar a los asistentes una imagen atractiva y sugerente del mundo rural, a través de sus producciones alimentarias”.

NOVEDAD

La edición de este año de la Feria presenta una novedad que queda fuera propiamente de los contenidos de los expositores y que consiste en conocer la repercusión medio ambiental de los productos que se exhiben en los distintos pabellones del recinto ferial. Así, los organizadores han previsto por primera vez la realización de un informe de impacto ambiental para conocer la repercusión de la celebración de la Feria.

Según Oria, “se trata de determinar la huella de carbono que produce la realización de un evento de estas características”, informe que será elaborado por la Oficina Técnica de Sostenibilidad Rural, a través del programa ‘Naturea Cantabria’, impulsado por la Consejería de Medio Rural del Gobierno regional. Es muy posible que a la luz del resultado del referido informe “tome mayor cuerpo e importancia” la necesidad del consumo de productos de cercanía, los llamados ‘kilómetros cero’, que conllevan entre otras virtudes la reducción de energías de efectos invernaderos que origina el uso de combustibles fósiles; en definitiva, de expulsión de carbono a la atmósfera.

Por tanto, la Feria no solo mira también por el medio ambiente, sino que destaca “lo artesano, lo rural, la calidad de nuestros productos”, conformando un binomio calidad-sostenibilidad que “reivindicamos para nuestras producciones”, ha enfatizado Oria.